lunes, 3 de abril de 2017

La conciencia colectiva

Guardamos amatistas
en el bajo vientre
para que crezcan
y ya partidas por la mitad
andaremos en procesión
con los ojos vendados
el pecho descubierto
y cubriendo de sangrado
todo el asfalto
para que algún día
la conciencia colectiva
deje de matarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario