lunes, 3 de abril de 2017

Amputaciones

Estoy atada
al cordón umbilical
de un océano
negro.

Tan oscuro
que no lo rozan
ni las aves
más hambrientas.

El ayer no es lo que era
sino quizá
las huellas
de pan duro
y manos amputadas.

1 comentario: