miércoles, 22 de febrero de 2017

EXTRARRADIO



Extrarradio 
el alma en siete charcos
balcón flores fuego.

Encontrar
un descanso 
piedra partida
entre los juncos.

Apaciguar 
el intenso oleaje
de las sábanas.

Poso mi mano 
en la tenue pared blanca.

Pertenezco 
a otra semilla 
mal germinada. 

A las minas aún 
escondidas en el campo.

Extrarradio 
el alma en siete charcos
balcón flores fuego.

Acumula más dolor 
la ausencia
que ya ni siquiera respira.

Todas esas nubes artificiales
hoguera primitiva
clausuran el día
salen en fila
el rojo de sus mejillas 
se extienden al bajo vientre.

Seguir andando 
de espaldas al sol
con el rostro negro
con los avisperos boca.

Soltar 
soltar las cuerdas
del gran reloj
que ya enloquece
que ya no sirve.

Extrarradio 
el alma en siete charcos
balcón flores fuego.







No hay comentarios:

Publicar un comentario