domingo, 8 de enero de 2017

Hilos sueltos

Oxígeno es ver reír a mi madre.

*

Las palabras hiladas
en el corazón
como las rejas de hierro
forjadas de una ventana
abierta al mundo.

*
Predicar la no permanencia y el no ser.
Esa es mi máxima a nivel personal.
Eso intento decir con mi poesía.
Todo cambia y no somos nadie.

La gente en general aspira a ser alguien.
Yo hace tiempo que quiero aprender a no ser
porque parece que somos un charco de niebla.

*

Los dedos de tus manos
como colillas usadas
se retuercen
hasta que el frío
acaba por consumir
toda sonrisa
toda luz.

*

Si la risa es oxígeno,
el llanto es asfixia
manos atadas
un paño viejo
piedras rojas en un cuenco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario