martes, 29 de noviembre de 2016

La noche

Llevamos el egoísmo
en el pulmón izquierdo.

Me gustaría amanecer descalza.
Sin patria.
Sentarme en un portal.
Ver cómo tus ojos se funden
ajenos en los míos.

De pequeña mi padre
me leía cuentos.

Las farolas secas de amor
se arrastran por tu sombra.

No soy feliz con nada
hasta las baldosas me escupen.

Me abro a la vida
aunque sea arrastras
y colgaré
y colgaré
de tu pecho
guirnaldas hechas
de tripas corazón. 

De noche con
un bolígrafo cuchillo
vuelvo a ser yo.

Contemplo las luces
del edificio de enfrente
parece que la civilización
está sumergida
en un acuario de cemento.

Hace tiempo
que quiero salir de aquí.

Aspiro a la nada
mi objetivo
es vivir tranquila
en un eterno domingo de invierno.

Como me gustaría
darte un abrazo
y dejar huellas
en toda tu alma.

Las noches en soledad
son amables ancianas
que viven sin luz ni agua,
son las escaleras vacías
de un hospital,
son las escuelas destruidas
por la guerra.

Las noches en soledad
son tus párpados
gritandome
y si nos quemamos-besamos
que nuestras cenizas
construyan
un puente de hierro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario