lunes, 10 de octubre de 2016

Ceguera

Inyectarte en el corazón
un relámpago
y dos lazos de mugso.
Para acabar
con los números
cábalas
runas mágicas
y cualquier misticismo.

Lo que realmente cuenta es
la palabra callada
el amanecer inhóspito de la caricia
la boca amarrada en fuego
y todo el océano color dorado
deslumbrándonos
para dejarnos ciegos.

Para empezar
a sentir más
y ver menos.

Porque los ojos mienten,
las manos hablan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario