domingo, 12 de junio de 2016

Rotura








Hace tiempo que no nos miramos a los ojos.

Sudoración
Temblores
Espasmos
Taquicardia
Actitud agresiva

Hipoglucemia.

A veces me ducho solo para quitarme el polvo de 3000 años que se han acumulado en mi espalda de MUJER.

Vivimos todavía en el neomedievo.

Siempre me han gustado las personas sin rostro, con la cara difuminada. Porque cuanto más diluido está todo, más veo lo importante. La soledad son los domingos cuando la cama no se hace, cuando tienes un vaso de agua en el fondo de tus pupilas.

Cuando te rompes como un árbol para ser papel.
Cuando te rompes como un animal de feria exhibido sin piedad.
Cuando te rompes como un cristal viejo, una botella usada.
Cunado te rompes como un insecto agonizante.
Cuando te rompes como una silla coja.
Cuando te rompes como la cuerda de un violín.
Cuando te rompes como la niña despojada de su himen.
Cuando te rompes como la casa vacía después del desahucio.
Cuando te rompes como la bofetada del viento en toda la cara.
Cuando te rompes como el océano chocando contra los barcos, las rocas, chocando contra todo el puto mundo.

Porque el mundo es muchas cosas. El mundo son muchas personas. El mundo, está enmudeciendo cada vez más chiquito pero hay que ver como pesa en los bolsillos de aquellos que todavía tenemos conciencia.

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Sigues poniendome la piel de gallina cada vez que pones un punto y final en tus oraciones.

    Besos,
    Sara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sara. Ahora me toca devolverte la visita

      :) abrazos;

      Srta.I

      Eliminar