miércoles, 13 de abril de 2016

Cerillas






Nací una noche de tormenta,
dice mi padre que fui hija de la lluvia.
Por eso me pusieron el nombre de un fenómeno atmosférico.

A veces pienso en mi infancia,
en las tardes de disfraces
que jugaba con mi perra.

Nostalgia es tener el pelo color luna.

Miro los carteles de publicidad desteñidos
en una avenida y me pregunto cuando fue la última vez que lloramos sin motivo.

El placer de llorar o reír gratuitamente.
Obsolescencia programada.

El autobús llega con retraso
y se me escurren los versos.

Voy a fundar una empresa de poetas
pero para disimular diremos que es una ONG.
Repartiremos palabras feas y bonitas a domicilio. También tendremos atención online y estaremos en Facebook.

Me gusta la ironía,
utilizarla es como joder pero de forma sutil.

A veces me dan subidas de azúcar
y vamos a urgencias. En los hospitales hay osos polares y me saludan.

Pongo las noticias y me da ardor de estómago. Hay leyes hechas por y para el odio. El mundo necesita un botón de reset ya.

Estamos condenados a la extinción.

Hay gente que no soporta esta lista de palabras:

Vagina
Clitoris
Vulva
Pezones
Labios
Coño
Ovarios
Trompas de Falopio
Útero

Cada día más anti-todo
más anti-gente.

Sólo somos dos cerillas que se consumen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario