domingo, 12 de octubre de 2014

Órganos

 
Lukasz Wierzbowski



Tengo una falda corta,
de esas que solo me ponía en el instituto
para sentirme menos niña.

Te acercas con grietas en los ojos.
Tus manos tiemblan.

Descienden tus dedos en mi rodilla.
 
Se me acelera el puso y jugamos a ser idiotas.

Niños huérfanos con el sexo húmedo.

Mi vagina es un semáforo en ámbar.

Y ahí estás con esa mirada líquida,
urgando en mis bragas tranquilamente.

Quiero que entres hasta el fondo,
y llegues al final dónde todo está oscuro
porque la luz no llega dónde chocan los órganos.


5 comentarios:

  1. ¡Glups! Como poema, choca, es de un sabor muy intenso. Y como erótico tiene algo muy poco usual, al menos por los que he leído, que no son todos: es original. No se parece en nada a los típicos poemas eróticos. En ámbar. Tremendo.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta que la luz no llegue, a veces hay demasiada.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Lo sitios mas interesante suelen estar poco iluminados..Intenso. Me gusta
    Muy baudeleriano el título L'invitation au voyage...Amar y morir en un país que se te asemeja..
    besos

    ResponderEliminar
  4. que llegue hasta el corazón.


    Love it, cronopia.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta ese sabor de tus letras en mi boca

    Besitos

    ResponderEliminar