viernes, 21 de febrero de 2014

Sombras ajenas




Explosiona el horizonte mientras
los hemisferios de nuestros vientres se rozan.

Tu boca es el abismo donde
mueren todas las leyes.

Los sueños emigran a la frontera
de la ácida realidad.

Luces de semáforos.
Cuchillos en forma de nuez.
Alcantarillas ebrias de esperanzas.
Poesía a precio de saldo.

Escribo para los parias,
para los que no salen en el telediario,
para los héroes del asfalto.

Para los que respiran 
y para los que dejaron de respirar el frío invierno de Kiev.

Para los que mueren ahogados, según dice el estado.

La humanidad inhala pedazos de subconsciente.
Frívolos trozos oníricos condensados en cada parpadeo.

Vendemos la dignidad según el euríbor.

Mi útero grita rebeldía.

Creo telarañas de la nada,
emergen sacrilegios de mi boca,
tatúas tu aliento en mi nuca.  

Desgarramos las sábanas por necesidad impúdica. 
Me crucificas como a una perra,
herejes del tiempo y del espacio.

Buscamos el orgasmo como huérfanos.
El universo se condensa en las cenizas de una puta. 

Somos creadores de sombras ajenas,
artistas de lo mediocre encerrados en jaulas de metáforas.



2 comentarios:

  1. Hay dos maneras de difundir la luz...
    Ser la lámpara que la emite,
    o el espejo que la refleja.

    Lin Yutang

    Me encantó visitar tu espacio, cuando gustes te espero `por el mío.

    Cariños.

    ResponderEliminar
  2. Ay, La jetée
    http://25.media.tumblr.com/tumblr_mbs2frIgST1qd0swno1_1280.png

    ResponderEliminar