jueves, 7 de noviembre de 2013

Ruinas

 


La noche se desploma como un cuerpo cansado sobre la urbe.
La injusticia se pasea por los vagones del metro.

Llueven tornillos y acusan del fracaso a las aceras.

El tráfico ruge de hambre.
Las ojeras de los parabrisas duelen tanto
que chirrían entre lágrimas.

Perdemos la humanidad entre sonrisas irregulares.

Hablo de vida y de muerte,
del grito que precede al silencio,
del temblor después del portazo.

La realidad no tiene formas.

Huimos de lo infinito
para abrazar el interruptor que lo enciende y apaga todo.

No podemos descartar nunca lo imposible,
cualquier día nos convertiremos en cíclopes.

Nuestro lenguaje corporal escupe versos
y el café agoniza en la taza.

Moriremos de inexpresión,
cortamos árboles solo por pura venganza,
la libertad es nuestra coartada
somos como ruinas en construcción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario