martes, 26 de marzo de 2013

Inmundicia y Amor



Estaba asustada,
me temblaba todo el cuerpo
y solo quería sentirte cerca.

Seis océanos crucé con estos ojos
y más de cien lunas te esperé sin fe.

Se me calan las palabras,
las metáforas no tiene magia,
eres tu quién las araña. 

Vivimos en la casa de la inmundicia y el amor.
Creemos que la noche ejerce la prostitución
y el día en una mecedora silba horas eternas.

El estado oprime nuestra causa,
derribaremos esta estafa.

Perchas volando, el techo está lleno de fuego.
Cayeron misiles entre los versos
y no dejo de añorar al asesino de lirios.

Ahogué de amor a una planta.
Asesiné a las paredes con partituras.
Y hoy lobo, te haré el amor entre estás lineas;
mancharemos nuestro corazón en poesía.

Cuando no podía creer en nada, me hiciste creer en todo.

Somos inmundicia y amor
brindando en la eternidad de nuestra cama deshecha a diario,
de nuestras sábanas revueltas infinitamente,
de nuestro propio y único desastre. 

8 comentarios:

  1. Maravillado estoy, que no puedo elegir un verso en concreto.
    Solo decir que los lobos desarraigados y solitarios siguen bailando a tu canto y aullando a tu luz inspiradora, alumbradora de las mas oscuras tinieblas.

    ResponderEliminar
  2. Tus versos tienen una sensibilidad inusual.
    Un placer conocerte, con tu permiso me quedo.
    Cariños….

    ResponderEliminar
  3. Seguiré diciendo siempre que eres buena, entiendo cada vez más porqué los lonos cantan contigo.

    Besos, preciosa.

    ResponderEliminar
  4. Que vuelva pronto el lobo, o no, que se demore un poco más su vuelta si su ausencia engendra versos como estos... :) Me cuidaré de no ahogar de amor a las plantas, aunque ya me ha pasado alguna vez :)

    Besos Loba, brindaré hoy para que te reunas con el resto del clan pronto.

    ResponderEliminar
  5. somos inmundicia y amor en nuestro (...)
    de nuestro propio y único desastre.
    qué maravilla. me encantaron estos versos.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. La eterna espiral del deseo!

    Besos hermosa!

    ResponderEliminar
  7. hola,me encanto tu entrada,es tan desgarradora..y hasta el final..besos

    ResponderEliminar
  8. Pero bueno niña, ¿cómo que inmundicia y amor?... El amor solo se torna inmundo cuando se contamina de engaño o no es correspondido... Dile al Lobo que se ponga que le doy dos hostias... A no, espera, que luego al final las sabanas se revuelven... vale no he dicho ná... Tengo que leer mejor, que interpreto las cosas mal... Un beso a ambos... ¡Joder cuanto pelo!

    ResponderEliminar