martes, 29 de enero de 2013

Oh, the air is thin



Llovió ceniza pero nunca logró cubrirme.
Las lenguas enfermas no me arrancaron el corazón del pecho y sigo siendo yo misma.

Cubrirán esas lágrimas inquietas las grietas de tu barba.
La música nos escupe en la cara pero al mismo tiempo nos salva la vida.

Hay abismos tan grandes... Solo quiero tocarte.

Nos revolcamos en la nieve y vuelve a llover ceniza.

6 comentarios:

  1. Es tan bonito...
    "Solo quiero tocarte"... qué malo es desear tanto algo...

    Un beso preciosa.

    ResponderEliminar
  2. Que doloroso es cuando que uno busca lo que anhela y solamente consigue quemarse.
    "Hay abismos tan grandes... Solo quiero tocarte" Eres genial

    ResponderEliminar
  3. Por mucha ceniza que nos caiga, que no nos cambie.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Como si un inmenso volcán se hubiera cansado de estar activo pero no pudiera dejar de implosionar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. "La música nos escupe en la cara pero al mismo tiempo nos salva la vida", acabas de definir, el arte.

    Besazos!

    ResponderEliminar
  6. La música nos levanta y nos hunde, según como este nuestro oido cuando la escuchamos... Si nuestro oido está atento a la belleza del mundo, con la música rozaremos el cielo, se escapará nuestra alma a mundos imposibles,explotará nuesto pecho de tan pletórico, prendida su mecha por los acordes... Pero si nuestro oido esta pendiente del eco de los abismos, sucumbirá con la música buscando el olvido... Solo quiero tocarte, así de sencillo... y regar las cenizas con la música y el vino... Besos Loba... siempre me pico con tus versos, lo siento... ya sé que este no es mi sitio... soy un lobo omega, que a veces peca de intrusivo...

    ResponderEliminar