lunes, 14 de enero de 2013

Abrazando el infinito



Y me dices con tus ojos cansados: "Hay que comerse el mundo antes de que te coma a ti..."

Nuestras lenguas juegan.
Los árboles están hambrientos, quiero besarte.

En nigeria hay sangre entre la niebla.

El viento arrastra miseria y me desgarro.
Me enseñas a respirar sin miedo,
somos carne queriendo abrazar el infinito.

Las banderas de esos cobardes arderán de rabia y odio
sembraremos guerra por la libertad.

Cuentan que el cielo se estremece cada vez que tus ojos lloran.

Me quemaré en mitad del fuego, mis cenizas serán agua salada.

La carretera se estrecha hablando de la muerte,
siento tu mano cerca.

Hacemos del caos nuestro refugio.

Se retuercen nuestros cuerpos en la cama,
aborrecemos el mañana.

La masacre de siria está en las noticias,
levitamos en el orgasmo, rehenes de las sábanas.

Danzan nuestros ombligos.

Para la muerte todos los días son laborables,
te esperaré en el limbo.


8 comentarios:

  1. Rimas de un modo conmovedor los desgarrones sangrientos de la actualidad con otras luchas incruentas e incluso deliciosas.

    Bisous.

    ResponderEliminar
  2. que profundida tienes siempre, me encantas, me despiertas, me conectas y consigues hacerme escribir.
    Menos hoy que tengo que estudiar, pero será poco lo que tarde en volver a reinterpretar mi cabeza, cosa para la cual tus palabras siemrpe ayudan

    ResponderEliminar
  3. "Para la muerte todos los dias son laborables"... una sentencia que lo dice todo con muy poco... Un beso Loba.

    ResponderEliminar
  4. "...mis cenizas serán agua salada. La carretera se estrecha hablando de la muerte..."
    Lo que dicen que no dicen, eso, tu conclusión.
    Un beso, maja

    ResponderEliminar
  5. La muerte no discrimina entre día, noche, fines de semana o vacaciones, los sindicatos deberían sentarse a hablar seriamente con esta gran corporación que es la muerte, todos sus aliados y derivados para regular su oficio. Unos versos de tripas, para un mundo con demasiadas vísceras, también yo aborrezco las mañanas muchos días... Un placer volver a leer con frecuencia tus líneas Loba

    ResponderEliminar
  6. Hacer del caos un refugio... creo que puede ser la mejor opción de vida en estos momentos, tal y como están las cosas. Besos!

    ResponderEliminar
  7. Danza mi ombligo y se retuerce mi cuerpo. Es verdad que la muerte no descansa, pero me gusta creer que bajo las sábanas soy menos vulnerable.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno, también me gusto la parte de los ombligos ;)

    Aunque mi favorita fue "carne, abrazo, infinito" sublime combinación de palabras.

    ResponderEliminar