domingo, 18 de noviembre de 2012

Lluvia de metralla



Otra noche en Gaza llueve metralla. Nacemos descalzos y morimos con zapatos. Nieva en tu lengua, la ciudad está hambrienta, los autobuses fúnebres cuentan las horas. Mi sombra se desnuda y tu mirada me besa en un cielo roto por el espanto. Luces de angustia, donde la vida y la muerte son agujeros de metralla sobrevolando los huérfanos de patria.

7 comentarios:

  1. Algo gordísimo va a pasar con la cantidad de tanques que tiene Israel preparados para crear más muerte y destrucción

    :(

    ResponderEliminar
  2. las piedras se volverán alzar contra la metralla, y vencerán porque el sentimiento no puede morir

    ResponderEliminar
  3. Lloro por lo inevitable. Tristeza absoluta cuando hay guerra..
    besos luchadora

    ResponderEliminar
  4. Has conseguido escribir algo bonito de algo horrendo... te felicito, la verdad.
    Es triste, aterrador lo que puede hacer el ser humano a su propia especie.

    ResponderEliminar
  5. Casi siempre morimos con un solo zapato, lo cual es como una broma realmente siniestra.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Esto parece el cuento de nunca acabar... Tanto que se ha llorado por el pueblo judío y que se estén comportando así con el pueblo palestino. A veces el odio es como una forma de vida y llega a un punto que ya no se sabe vivir sin estar en guerra. No sé si esta violencia y falta de entendimiento entre determinados pueblos tendrá que ver con la genética, pero hago memoria a mis tiempos de infancia y esta gente ya estaba así. Lo que más me jode es que siempre está el amigo americano por medio, el fiscal de medio mundo por no decir de todo.

    ResponderEliminar