martes, 2 de octubre de 2012

Hazme música



Éramos cemento y nos convertimos en lluvia.

Se fundieron nuestros sexos, nuestras almas,
respiro con tus pulmones.

Eres versos de libertad en esta cárcel siniestra
que algunos llaman humanidad.

La metafísica nos hace el amor y luego nos escupe en la cara.

Un rayo me partió el alma el día que nos hicimos poesía.

Estoy crucificada en tu mirada,
un tornado en el pecho
y un verso gritado hacen gemir al cielo.

Bailaremos con nuestras sombras
y el viento de otoño será nuestra primavera.

Hazme música.

Plany als teus llavis que s'enfonsa en la meua anima...

9 comentarios:

  1. Me hablas de dolor y tu lo expulsas en cada palabra, así que debes de ser una experta y por tanto seguiré tomando sorbos de esta fuente.
    El poema es algo fantástico es conjunción amor/dolor es tan buena y se convierte en enorme cuando dices lo de:
    Estoy crucificada en tu mirada,
    un tornado en el pecho
    y un verso gritando hacen gemir al cielo.
    Me parece algo soberbio

    ResponderEliminar
  2. Tienes una personalísima manera de escribir poesía. Mezclas el amor y el incorformismo político con mucha fuerza.
    Me encanta tu poesía.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Por qué será que asociamos metafísica y música (poesía). Tal vez porque el origen es común, la búsqueda de la razón de ser, la armonía que todo lo sustenta y que hace asumible hasta lo más terrible porque forma parte de la naturaleza.

    Lo demás es mucho más moderno. Y muy bueno, por cierto.

    ResponderEliminar
  4. Ludovico fantástico, a pesar del escupitajo de la metafísica.
    Besos muchacha.

    ResponderEliminar
  5. "Un rayo me partió el alma el día que nos hicimos poesía". Buaaah!!
    La metafísica...saturada de temores y desalientos trasnochados...
    Besos! Y bonita foto!

    ResponderEliminar
  6. Ansias de primavera en un otoño que recien comienza? mi pequeña Medusa. Siempre esa búsqueda de libertad.
    besos, moscovita

    ResponderEliminar
  7. Cuánto tiempo sin leer tus cánticos al amor en forma de metáforas que exhuman pasión por los cuatro costados.
    Qué maravilla de texto :)

    ResponderEliminar
  8. Me siento sola xDDD

    Las metáforas siempre han sido armas camufladas de poesía que es un deleite para los sentidos... sí, pero la buena es la inquietante, todo patas arriba :)


    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. "Estoy crucificada en tu mirada"...

    Nada, qué puedo comentar sobre ese verso, quizás sólo hacerme agua. Y clavos.

    Bs.

    ResponderEliminar