domingo, 22 de julio de 2012

Osos polares en el techo



Ayuné en noches tibias a tu lado
mientras osos polares se descolgaban del techo del cuarto
y tus parpados se cerraban.

Mi angustia se transformó en gotero,
y tu mano tapiaba la desesperación.

Buscando la paz te encontré a mi lado,
el mejor suero fue tu sonrisa.

Tubos llenos de mi sangre bailaban,
me volví niña perdida
y tus ojos me querían rescatar en nunca jamás.

Explorando los pinchazos en los brazos,
soy una yonki poética.

Diagnósticos científicos
escritos en klingon.

Sueño nublado y tu mano sobre la mía.

Las horas pasan como gotas en los hospitales,
y mis ojos en el techo,
siguen buscando osos polares.


24 comentarios:

  1. Tenía mucho sin pasarme.
    Me encantó la imagen y la alucinación.
    Un abrazo (:

    ResponderEliminar
  2. Poética descripción de un lugar que no resulta muy agradable y del desamparo de un enferm@.
    Tus poemas parecen que buscan el origen de las palabras.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bonito eo del origen de las palabras :) Muchas gracias, un saludo!

      Eliminar
  3. Me ha helado ese techo: origen de osos polares.

    Un abrazo de tarde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo de medio día y tampoco es tan helado el techo...Gracias!

      Eliminar
  4. Loba, yo siempre te he imaginado entre nieve... Por cierto, este poema es brutal. Creas un contraste que remueve irremediablemente. Los hospitales siempre me resultaron macabros si hablamos de poesía, pero lo dices tan dulce...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjaa ¿dulce? Ahora puedo comer poco de dulce, gracias y eso que la nieve no me gusta y soy bastante cálida :P Un abrazo y me parece genial que te remuevan... a mi también me han resultado macabros, espero no volver en un tiempo.. jaja ¡¡Besos!!

      Eliminar
  5. Lo relatas de tal manera que un lugar tan frío y repulsivo como un sanatorio, parece menos desagradable. Hace mucho que no voy a un hospital, los de aquí suelen ser verdes. Espero que estés mejor, guapa. Un beso :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya estoy mucho mejor... iba con mi lobo así que fue menos desagradable... Un abrazo y viva el verde!!

      Eliminar
  6. El frío de la imagen y los osos polares de las paredes son la conjunción perfecta.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, pero no existe la perfección!!! Besos!!

      Eliminar
  7. Siempre me hipnotizaron los goteros... Tu mano sobre la mía, la guía, la vía... Curiosas imágenes, como siempre.
    Un besín!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo cuanto más lejos del gotero mejor jajaja.. muchas gracias! Un beso!! :)

      Eliminar
  8. el poema
    la musica
    el oso
    la imagen
    el hospital
    la mano
    forman un todo imposible de definir,pero muy cercano a la perfeccion.

    ResponderEliminar
  9. que decir ante la perfección, como siempre me cuesta entresacar de tus poemas, porque abarcan tanto y son tan perfectos que tras leerlo diez veces sigue aportándote.
    MARAVILLOSA FUENTE INSPIRATORIA LA QUE EN MI ALBERGAN TODOS TUS POEMAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que NO son PERFECTAS las palabras son imperfectas como nosotros, muchas gracias y me encanta que te inspire y te transmita :) ¡¡Un abrazo!!

      Eliminar
  10. Quién pudiera ser el gotero de una angustiada yonqui poética.
    Bello, bello, cojones.
    Hola.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta lo del klingon! :)

    Maldito deshielo, pronto los osos polares serán otra de las muchas utopías...bf

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja gracias! Lo de los osos polares es muy triste...Besos y gracias!

      Eliminar
  12. Ohhhhhh! un escalofrío, te juro que he tenido un jodido escalofrío!! :D

    Besos hermosa!

    ResponderEliminar