domingo, 1 de abril de 2012

Nenúfares incoherentes



A veces me pregunto cómo sera la vida del tipo que trabaja reponiendo una máquina de comestibles.

La música es capaz de transportarme allí donde las palabras no pueden. Seamos realistas, el lenguaje está limitado, por eso los poetas somos unos frustrados e incomprendidos.

El mundo está desesperado por ser, cuando en realidad no son. Trafican con el ansia metafísica como si los billetes fuesen comestibles.

El cielo está rasgado por una capa de polvo. Los peces muertos se amontonan sobre las nubes y comienza el llanto de la madre tierra. Los tambores hacen agujeros en cada una de sus cabezas, son las gotas de lluvia las que limpian tus ojos, energúmeno.

Oxigeno en tus pupilas, acariciame las axilas. Y te pierdes en mi rayuela, mi boca está presa de la tuya, dejame amarte.

La coherencia es un absurdo disfrazado metáfora, como piezas de ajedrez que juegan al parchís.
Mire a dónde mire veo más de lo que otros pueden ver y me da miedo.

La existencia es como una bolsa de palomitas en el microondas, da vueltas y vueltas hasta explotar y luego se consume, solo quedan migajas.

Somos adictos a la metafísica con una dosis alta de melancolía.

ADN mezclado con una chispa de incongruencia. Días de sueño y noches de insomnio, el infarto nos mira en el espejo. Cristales rotos en las palmas de las manos.

Nenúfares incoherentes asfixiando a Ofelia.

18 comentarios:

  1. Tengo una percepción bastante parecida. La música, la combinación y continua sucesión de sonidos, parece que lo dice todo cuando las palabras se evaporan. Es un lenguaje universal. Y es un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, la música es el lenguaje universal. Besos y gracias!

      Eliminar
  2. Me hice adicta a la metafísica desde que leí a Aristóteles, pero ahora soy adicta a tus retazos de irrealidad.
    Muy bueno! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, que bonito pero no merezco comparación con Aristóteles, jajajja una sonrisa!!

      Eliminar
  3. Y a mi me asfixian tus palabras.
    Adoro como escribes.

    ResponderEliminar
  4. Sibelius y Everett Millais! Touché, nenúfares coherentes…coincido casi todo: somos adictos a la metafísica y…gran observación! Mi abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la visita amigo Wolf, un gran abrazo con nenúfares en las manos!!

      Eliminar
  5. Ainsss que buena eres jodida! xDD

    Besos hermosa!

    ResponderEliminar
  6. Acabo de leer esto "los poetas nunca matan" y me ha gustado.
    Quizá eres muy idealista, todo un poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Idealista, esa palabra me persigue desde el sábado. Un abrazo!

      Eliminar
  7. Uuuuff querida Medusa, yo que lucho contra ese sentimiento exintencial que me afixia..menos mal que te tengo a ti..para leerte y volver a la inconsistencia que es el día a dia.
    Por cierto, esa frase de la metafísica es buenísima, aunque a mi la gente me parece todo el tiempo desfondada, no parece plantearse gran cosa fuera de intereses concretos!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi bella hada muchas gracias por tus palabras, me encanta ver como empatizamos y saber que en cierta manera no soy una loca por tener pensamientos como los aquí expuestos. Besos!

      Eliminar
  8. La coherencia es una metáfora del absrudo ya merece un post por si solo, lo de la bolsa de palomitas no está mal. Me ha agradado especialmente.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que sea de su agrado Sr. Decadente. Palomitas mmmhhh me han entrado ganas de comerlas! jeje. Un abrazo!

      Eliminar