martes, 3 de abril de 2012

Dispersa y nublada

Soy como el canto del cisne al morir.

Días grises, estoy lejos de ti.

Quiero ser fuego y desaparecer entre cenizas.

13 comentarios:

  1. Yo también quiero ser cenizas

    ResponderEliminar
  2. Acabaremos siendo cenizas por la acción del fuego. Sólo tenemos que esperar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y mientras esperamos habrá que divertirse, digo yo xD

      Eliminar
  3. Has puesto el verso en el instante definitivo, crucial para hundir la mirada en lo dolorosamente efímero.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, a veces todo es cuestión de sincronización. Abrazos!

      Eliminar
  4. Todos andamos lejos... incluso los que no reparan en ello y viven engañados en una chispa de tiempo... Ya somos cenizas nada más llegar al mundo... Solo podemos aspirar a arder con la máxima intensidad posible... Lástima que no todos lo consigamos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno es como es, no hay que darle vueltas a eso :) Un abrazo

      Eliminar
  5. A veces soy volátil ceniza, a veces fuego, a veces nada de nada...

    Besos hermosa!

    ResponderEliminar
  6. Breve pero intenso, guapa, Medusa inspirada!

    ResponderEliminar
  7. Oh, Mahler. Exquisita y decadente deconstrucción...

    Gracias!

    ResponderEliminar