lunes, 12 de septiembre de 2011

Dosis de odio




Sin poder dormir, porque la humanidad entera esta sedada,
con ganas de ahorcar a Lady Gaga, y empezar a disparar balas.

Joder, no entiendo absolutamente nada.
Necesito aire, y por eso me adentro en otro hemisferio.

Tiro aire y el didgeridoo me lleva hacía otros trances.

Y así se me oxigena el cerebro hasta que parece que me vaya a explotar.

Se mueren de hambre en Somalia y yo estoy harta de mi misma,
no me aguanto y tengo ganas de abrir en canal a cualquier barbie retrasada.

Estar productiva significa para mí estar jodida, y es que hay días que solo me alimenta el odio.

La muerte siempre será un dulce luminoso en la agria penumbra.

Y que continúe la farsa mientras bailan las cucarachas.

11 comentarios:

  1. Si se trata de cargarse a Lady Gaga, pégame un toque.

    ResponderEliminar
  2. Hola Sergio y gracias por la visita la cuestión es cargarse a unas cuantas entre ellas Lady Gaga jaja. Te llamaré, no lo dudes. Un saludo!

    Bueno por si alguien quiere os dejo la misma pieza de Schubert - Death and the Maiden, pero en su forma original sin remix. http://www.youtube.com/watch?v=5hycEG1PkjA&feature=related

    ResponderEliminar
  3. Este pequeño mundo está plagado de barbies... Una lástima, pero de todo tiene que haber...

    Besotes.

    ResponderEliminar
  4. Tienen que haber días para todo, pero el odio pasa. El problema de saber todo lo que pasa en el mundo es que nos vuelve insignificantes, y sentirnos ridículos con nosotros mismos, pero tampoco debe ser así.

    Ánimos, yo voy a seguir observando la danza de mis cucarachas a las que ya he cogido cariño. Ellas heredarán el mundo dijo alguna vez alguien... quizás convenga llevarse bien con ellas.

    ResponderEliminar
  5. Creo que somos unos cuantos. ¿No tendrás por ahí un fusil de esos con mira telescópica? De todos modos, a veces me sorprende la ciudad y los bosques con sus bellezas escondidas.
    Y por cierto, enigmática a tope eso de productiva-jodida. Caray, muy interesante.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Así ocurre a veces. Hay tanto odio acumulado, que la mente dirige ondas catárticas de muerte.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Vaya casi me haces un retrato de lo que pienso a veces, aunque lo de Somalia tambien me viene muchas veces a la cabeza, saber que hay gente en el mundo con problemas como no tener que llevarse nada a la boca y yo aqui depresivo, hacen que mis neuras parezcan ridiculas. Algunos corresponsales de guerra se quedan atonitos cuando vuelven del frente y ven por las estupideces que nos preocupamos aqui.Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Suele ser cuando estamos deprimidos cuando más ganas tenemos de soltar lo que sentimos... quizá sea necesario. Qué remedio... tal vez perderíamos mucha de la buena poesía si las cosas no funcionaran así en el ser humano ;)
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. M encantas combativa, intensa, doliente...podemos quedar para rajar barbies, de hecho deberías montar algo así en facebook...
    Cuenta conmigo Medusa..

    A veces, mal que nos pese, hay días que no dan mucho de si...
    Courage

    ResponderEliminar
  10. Ene gracias por la visita, y si por desgracia esta plagado... un saludo!

    Aka no me gustan las cucarachas jaja... gracias por la visita y por los ánimos! un abrazo.

    Lazaro me gusta que te sientas identificado, eso quiere decir que por lo menos transmito cosas que todos alguna vez hemos sentido. Gracias y saludos :)

    NallA tienes razón, el odio y la negatividad alimentan al arte, es algo productivo deshacernos en el arte y consumir ese odio en liberarnos de él ya sea mediante la escritura o la música ;) Abrazos.

    Miette Gracias, mi hada francesa, como me gustan tus sugerencias ;) muchos besos, bella!! :)

    ResponderEliminar
  11. Jejejeje así es el sistema no... un minotauro hambriento. O entramos en el laberinto a riesgo de perdernos para acabar con él o se seguirá cobrando sus víctimas. Y ciertamente, como dices, lo único bueno de todo ésto es que el final es tangible y propio de una tragicomedia pues la muerte será igual para los vencedores y los sabios como para los pobres de espíritu y de bolsillo... A fin de cuentas, lo único que protege a los poderosos son sus laberintos y sus amenazas, luego las promesas de reencarnaciones, metempsicosis, riquezas y amor con la que nos tienen vendidos...

    Un día la ira y la mala ostia hacen las maletas. De nada sirve buscarse chivos expiatorios cuando el mundo quiere ser devorado por una tribu urbana de zombies convertidos en mártires (Lady Gagá a la cabeza XD). La lamparita de Aladino es de mentirijitas pero no te das cuenta hasta que se va la mejor época y asumes que con el aprendizaje y el esfuerzo individual te puedes mantener a flote pero tampoco llegas a ninguna parte, si quieres ir a algún sitio tienes que remar en galeras... aunque a veces es preferible seguir solo.

    ResponderEliminar