jueves, 18 de agosto de 2011

NOS PERSIGUIERON EN LA NOCHE


"Nos persiguieron en la noche,
nos acorralaron sin dejarnos más defensa
que nuestras manos unidas a millones de manos unidas.

Nos hicieron escupir sangre,
nos azotaron;
llenaron nuestros cuerpos con descargas eléctricas,
y nuestras bocas las llenaron de cal,
nos dejaron noches enteras junto a las fieras,
nos arrojaron en sótanos sin tiempo,
nos arrancaron las uñas;
con nuestra sangre cubrieron hasta sus tejados,
hasta sus propios rostros,
pero nuestras manos siguen unidas a millones de manos unidas.
"

(Michéle Najlis, el viento armado)


5 comentarios:

  1. Qué grande el texto... es realmente admirable el talento, la fuerza y la pasión con que escriben quienes DE VERDAD han conocido el sufrimiento de la injusticia. Me apunto el nombre de la poeta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Son cosas que pasan en las democracias neocón.

    Muy bello el texto, por cierto.

    ResponderEliminar
  3. Ante un poema así, sólo dan ganas de golpear todas las puertas del mundo, golpearlas hasta no dejar puerta en pie, golpearlas hasta despertar a todos los durmientes que están allí adentro arropados con demasiadas mentiras. Hay demasiadas puertas en el mundo y yo, desafortunadamente, sólo tengo dos manos.

    ResponderEliminar
  4. El pelo de punta amiga. Impactante.

    besos a 40 grados.

    ResponderEliminar
  5. NallA me alegro que te guste de ahí que detrás de Siria vaya Najlis ;)

    Advenedizo gracias por la visita y sí cosas que pasan en democracias que no lo son. un abrazo.

    Bocanegra re-evolución, porqué la humanidad está estancada y ante puertas cerradas, siempre hay ventas abiertas por las que escalar, nunca tirarse. Tienes dos manos pero un bonito cerebro. Un abrazo!

    Miette me alegro que te guste. Cada día que pasa estoy más marrón jaja. Un abrazo bella!

    ResponderEliminar