domingo, 3 de julio de 2011

Medusas entre las nubes





La luz no fue más que un espejismo,
el amor se hipotecó hace años,
tengo silencio tatuado en los labios.

La penumbra me rodea, hasta hacerme suya,
cayendo en un bucle desconcertante.

Expandirme en el aire,
como cualquier mota de polvo sin esperar ser nadie.

Pámpanos de nenúfar en los ojos,
la poesía entre despojos
grita al lenguaje
y lo prostituye hasta que se destruye.

Ninfa de alas rotas,
húndete desnuda en tus propias dudas.

Que alguien cante réquiem entre tus liendres,
hipotecaron fantasía y decapitaron infancias
por unas bambas de marca.

Vivimos entre ruinas,
pero aún me queda saliva para sanar algunas heridas.

A penas tres años de vida y ya me pides que alcance las nubes,
que las arranque para dártelas
y en tu corazón de infancia guardártelas,
no las pierdas por que estás son mágicas.

En el cielo hay elefantes de plata,
que desquiciados se buscan a si mismos entre bramidos.

Que alguien me arranque un sol bemol,
porque no entiendo el fin de esta función.

Abran el corazón a este mundo de gemidos,
donde todo canto se transforma en aullidos.

Sin tiempo, sin espacio,
colapsados en este universo inconexo.

Flotando entre lúgubres espasmos eléctricos,
entre la penumbra siendo loba
que canta desnuda y descalza ante la nada.

6 comentarios:

  1. No hay nada como hurgar en los bajos fondos de la mente, por donde se cuelan los despojos con que la poesía del mundo colma el alma.

    Aprecio esta clase de propuestas poéticas que hoy nos dejas leer.

    ResponderEliminar
  2. Gracias :) Sí que son bajos fondos mentales jajaja... demasiado sumergidos y abstractos.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. La saliva cura, sin duda, no estoy tan seguro de que lo haga la poesía:) extraño poema, mejor. Dejemos la poesía de la experiencia para quien trabaje en ello. Vigila las rimas internas o no te abandonarán nunca :)
    Saludos Medusa!

    ResponderEliminar
  4. Pues la poesía a veces si que me sana el alma, y la limpia, aunque otras veces también la corrompe y desquicia.. Wolf, ¿crees que hay profesionales que se dedican a trabajar en poesía? igual no te he entendido, siempre he pensado que los poetas, son soñadores... Un saludo medusa pero sin picar!!! :)

    ResponderEliminar
  5. Claro i, los poetas deben vivir de su hacer. Poiesis, es hacer. Para eso pasaban pruebas sagradas como la ordalia. Otra cosa es el mercantilismo editorial y la pereza lectora o que los poetas no interesan...
    Soñar sí, pero divagar... (decía Pessoa)
    Mejor sin picar, claro :)

    ResponderEliminar
  6. Yo divago demasiado... ja,ja,ja...
    Gracias por tu aclaración espero que nadie me queme en un hoguera...
    No te olvides del asterisco querido Wolf :)

    ResponderEliminar