martes, 14 de junio de 2011

Cuando no era luz y penumbra...





Cuando las nubes eran cualquier cosa,
y parecía permanente la sonrisa en la boca.

Cuando hablaba con las hadas,
y no entendía que algún día desparecerían.

Cuando viajaba por mi mente,
sin saber que otros niños morían al instante
por culpa del hambre.

Cuando me disfrazaba de payasa,
mientras mi madre hacía la colada.

Cuando lloraba y reía sin consciencia,
respirando por respirar,
no como ahora, cada vez más asfixiada
como una loca desengañada.

Cuando vivía en fantasía,
y no en el día a día.

Cuando no era luz y penumbra...

6 comentarios:

  1. Creo, sin ningún tipo de certezas, que ya en el niño se contenía el adulto (si es que lo de adulto ocurre) y viceversa. Al menos, los budistas insisten en ello...
    Por cierto que niña más "mona" :) Bien! por tu introspección. ¿No sería tu cumpleanos?;)
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Wolf, sin duda tienes razón llevamos al adulto ya en la etapa infantil, creo que Freud también trataba este tema. Lo que pasa es que estoy pasando una época de auto exploración y me estoy conociendo mejor a mi misma y a mis sentimientos! Por otra parte, gracias por lo de mona :) jejejje... Y a tu pregunta, la respuesta es No, cumplo años en un mes de frío y lluvia je,je,je. Gracias por tu paranoia, estoy teniendo una etapa muy intimista ja,ja,ja. Ya llegará la luz y si no llega, intentaré buscar una linterna! :) Besos!

    ResponderEliminar
  3. Yo siempre tengo nostalgia de mi infancia...tençia un mundo interior genial!!!
    buen post danzarina!!

    ResponderEliminar