sábado, 14 de mayo de 2011

Luz de tierra



El tiempo se detiene,
mientras las perchas vuelan hacía lo inerte.

Huele a fantasía, da gusto sentirse viva.

Transfusión artística,
inyecta tinta en mi vena.

La sonrisa de una mosca olvidada,
guarda la llave bajo la almohada.

Miré el atardecer,
como si fuese la última vez.

Huellas en la penumbra,
hoy solo me queda ternura.

La luz me ciega,
y me hace sentir eterna,
siendo simplemente, tierra.

Gracias por estar ahí...

No hay comentarios:

Publicar un comentario