domingo, 8 de mayo de 2011

Kiara, poesía nublada entre la luna estrangulada.



Me escondo entre orgasmos con retardo,
vi tu cara bajo el barro.

La lluvia me acaricia y todo es sed de vida.

El trayecto es inmenso
y no hay cabida para el consuelo.

Que me busquen entre lirios marchitos,
ese es mi sino.

La bofetada sonriente,
hoy el cielo está ausente.

El corazón ensangrentado
y el cerebro enagenado.

Mi piel está cubierta por papel,
lleno de música, hasta el fondo de la vagina.

La infancia inconsciente,
pobre niña sonriente.

El eco reverbera ante el silencio se revela.

El amor es un fracaso
que me envenena hasta la medula.

Germina el viento,
sopla en mi aliento.

La cuidad perturbada,
me hace sentir violada.

El aura oxidada,
sin sabor a nada.

Kiara, poesía nublada entre la luna estrangulada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario