sábado, 28 de mayo de 2011

Escapar... hacia rutas salvajes...




Escapar hacia rutas salvajes, hacia el primitivismo interior,
donde sólo el aire fluya con mis pensamientos más internos,
sin ser fuerte, pero sintiendo la fuerza...

Respiro asustada,
con las frágiles branquias,
rodeada de luciérnagas.

No creo en el destino,
tengo ganas de cometer delitos.

No existen los finales felices,
decapito a todo príncipe.

Quiebra la bolsa, vuela un pañuelo,
y resiste el anhelo de seguir viviendo.

Trago saliva, llámame narcisista,
quemame en la hoguera, no soy hija de ningún poeta.

Nací de la tierra, no conozco bandera.

Cascabeles en los árboles que secuestran las palabras,
grita mi vagina, cada vez más llena de vida.

La luz que emerge de la penumbra,
no conoce límites,
y va más allá de tus fronteras verosímiles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario