domingo, 22 de mayo de 2011

De lo que todo el mundo habla




Lo llaman: Spanish Revolution. Pero me gusta pensar que es una Humanity Revolution.
Ayer me encontré en una de esas plazas y fue muy humano poder hablar y discutir con otras personas sobre lo que está pasando, y podernos escuchar entre gente de distintas edades y opinones. No veo nada de ilegal en todo esto, si no algo necesario entre humanos.

Había un micrófono abierto, cualquiera podía decir lo que pensaba.
Y si, me dio ese impulso de: necesito decirlo. Fui hasta el micrófono y vi a toda esa gente allí mirando, sentí una presión en el estómago pero, si no recuerdo mal, comencé a decir algo así:

"Se ha hablado mucho de la crisis económica, pero a mi me gustaría hablar sobre la crisis moral, ética y cultural de este país. En este país sólo se promocionan ciertas actividades como los toros, el fútbol y la caza. Estoy harta, y pienso que se tendría que invertir más tanto en música, arte y ciencias. Como ejemplo de esto, en Viena ir a ver una ópera cuesta alrededor de 3 euros, mientras aquí las entradas están a partir de 100 euros. ¡Estoy harta y es una vergüenza de país!"

La gente de la plaza empezó a aplaudir, y en aquel momento me sentí parte de algo, me sentí comprendida y quizás menos loca. No sé si todo este movimiento nos llevará hacía una mejora, pero lo que sí sé es que somos muchos los que queremos un mundo mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario