sábado, 9 de abril de 2011

Llámame Siria.



Como un ráfaga de viento,
escupo el sentimiento violento.

El iris escupe tinta,
machando toda herida.

Llámame Siria.

A veces blasfemo,
hasta asesinar el ego.

Tímida exhibicionista,
loba esteparia.

Bruja y Beata,
Puta y Santa.

Extrema contradicción,
gimiendo de pasión.

Nunca conocerás a otra chica
que agonice en papel y tinta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario