sábado, 8 de enero de 2011

Causalidad no casualidad

Las causalidades, no casualidades, dominan mi existencia. Estaba cansada de divagar entre mis pensamientos. Cogí de la estantería el libro de mi infancia, se titulaba ‘Esperanza para las flores’ y trataba de dos orugas que se encontraban. Ante la causalidad sólo me quedo reír.
Mirando el libro, vi este pasaje que me pareció curioso… Una de las orugas empezó a tejer un capullo y la otra se preguntaba qué significaba todo aquello… Interesante diálogo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario