domingo, 24 de octubre de 2010

Sueño nº 7665



Me desvanezco entre interrogantes, sueño con la mentira y me despiertan los espectros del pasado, es mi tortura a diario.



Cristales rotos por anónimos, en trenes nocturnos escribo versos.


Las farolas alumbran mi amargura, la gente pasa y yo me trago las lágrimas para que la gran ciudad no me vea llorar.



Somníferos para las mentes, en el fondo no me mereces. Racional, fría como el acero, no eres un experto, solo otro sujeto. El desamor tiene sabor a licor amargo.



Nietzsche escupe en Wagner; yo en tu doble moral, farsante hipócrita.



Todo caos conlleva cierto orden.


Destellos en el cristal troceado, envuelto de polución y todo se ve diferente desde las teorías libertarias, ignorando los comportamientos autoritarios.



Sólo somos extraños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario