jueves, 16 de septiembre de 2010

Quimérico Bucle


‘Todo arte, toda filosofía pueden ser considerados como medios de curación y auxilio de la vida ascendente o descendente: presuponen siempre sufrimiento y seres que sufren.

Pero hay dos tipos de sufrientes, por una parte, los que sufren por una sobreabundancia de vida, los que quieren un arte dionisíaco y una visión y una perspectiva trágica de la vida — y, por otra parte, los que sufren por un empobrecimiento de la vida y anhelan del arte y la filosofía el sosiego, el silencio, el mar en calma, o bien la embriaguez, la convulsión, el aturdimiento. La venganza en la misma vida — la especie más voluptuosa de embriaguez para tales indigentes.’ (Nietzsche contra Wagner)







No sé si lo que escribo lo escribo por necesidad, supongo que sí.



Hay días insoportables en que no encuentro la calma y pierdo mi karma.


Pienso, y me pregunto ¿Habrá vida inteligente detrás de la pantalla?


Es toda una incertidumbre, una incógnita. Se me cae el alma al suelo y la dejo allí durante un rato. Después espontáneamente una lágrima cae, y pienso ¿porqué?



La respuesta está guardada por el subconsciente. Este mundo es deprimente por eso estampo una sonrisa para aguantar más lo insoportable.



Quimérico inquilino, perturba mi realidad, mi sueño, es un bucle.


El enamoramiento crítico no existe, la muerte cerebral sí, lo curioso de esta sociedad es que la mayoría son zombis del capitalismo. Maldito bucle.



¿Porqué me siento tan incomprendida? Creo que hay días en los que no encuentro una salida, y estoy completamente pérdida en mi mísero bucle.


El hedonismo se trasforma de manera surrealista y mísera.



Soy rara, tan extraña, que vomito esta sensación a través de mi voz. Mi mundo es demasiado abstracto e incomprensible, pero me da lo mismo, mientras siga siendo yo.



Canto porque es la única manera de salir de la cárcel y oler la libertad, es una manera diferente de sentir cosas que jamás podré explicar.



¿El bucle lo hemos creado los humanos de una manera totalmente artificial, o por el contrario siempre ha existido de una manera implícita en la naturaleza?



La ansiedad no me deja dormir, y voy casi todas las noches a correr a un parque. Yo y mis auriculares. Es la única manera en la que mi mente se despeja. No pienso, porque si no me desquicio, así que corro, no estoy huyendo porque todas las mañanas al despertar me enfrento a lo que me tengo que enfrentar.



Quimérico Inquilino, ¿realmente existe tal bucle o es una creación ficticia de la existencia? ¿porqué existimos, porqué existo?



Maldita metafísica que me tortura a diario. BUCLE…



‘Hoy extiendo la mano


hacia los bucles del azar,


lo bastante astuto


como para engatusarlo y guiarlo, a un niño igual.


Hoy quiero ser hospitalario


ante lo inoportuno,


ante el destino mismo no quiero ser punzante,


— Zaratustra no es ningún erizo.’


No hay comentarios:

Publicar un comentario