lunes, 13 de septiembre de 2010

Lápices de punta rota


Efímero suspiro,
queda todo en un ruido.

Mi sonrisa inacabada,
es como una flor frustrada.

El día muere, la noche nace,
Infinita lucha. ¿Alguien me escucha?

Entre aceras me pierdo,
pero en Bécquer me encuentro.

Hoy no he muerto como de costumbre,
elevo los párpados hasta la incertidumbre.

Tus palabras se me clavan en el alma,
a veces pienso que sólo somos estatuas.

Lápices de punta rota,
poeta loca en busca de tu boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario