martes, 13 de julio de 2010



Gravedad inexistente, magia en el ambiente. Pompas de jabón, telas, ilusionistas, bohemios y artistas. Todo se traduce en sonrisas.



Grandes y pequeños, sabios y necios. Gravedad cero.


Ilusiones ópticas, realismo mágico, excéntrico.




Magos, trapecistas, malabaristas, todo se traduce en sonrisas. Espejos, luces, colores, payasos, impresionistas. Artistas, sin nombre, sin patria ni edad. Sólo bohemios que se acumulan en las calles, aceras, patios, plazas, esperando la voluntad, o quizás sólo una mirada, una sonrisa de reconocimiento al mérito que el artista precede horas y horas, ensayo y ensayo, nervios… No hay mayor reconocimiento que el aplauso o la sonrisa.



Porque el artista sin público no es nadie, y el público sin artista no es nada.



Gravedad cero. TODO FLUYE…


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario